El euro pide más esfuerzos del BCE

El pasado 17 de octubre escribí una nota en función de si el euro podría continuar subiendo con los graves problemas de deuda y fiscales que se verificaban en el Viejo Continente. Mi respuesta fue que la zona de u$s 1,43 era un buen nivel para entrar con una posición “short” en esa moneda Es-sostenible-la-suba-del-euro.html . La moneda europea efectivamente tocó niveles de u$s 1,425 y retrocedió en menos de un mes y medio por debajo de u$s 1,30 tras agudizarse los problemas en Irlanda, Portugal y España. El salvataje irlandés y algunas políticas de ajuste anunciadas por Portugal y España permitieron un rebote técnico.
Los inversores aún se muestran cautelosos y con incertidumbre en torno a qué pasará en la zona euro. Si bien las medidas anunciadas por los países en una situación más delicada están en el buen camino según las perspectivas de los mercados, claramente dichas políticas están repercutiendo negativamente en los aspectos sociales y el ánimo del consumidor, lo que puede generar un efecto económico adverso.

Euro / US Dollar FX…

(EUR=X)

1.341     0.0002  (+0.01%%)
Currency Exchange

Por otro lado, se observa que el Banco Central Europeo no está respondiendo con la velocidad que la crisis requiere y se mantiene dentro de sus parámetros para ejecutar su política monetaria, claramente una postura distintiva respecto el comportamiento de la Reserva Federal. Esta semana se esperaba que la máxima autoridad monetaria europea anunciara medidas adicionales para mejorar los perfiles de deuda de España y Portugal, pero eso solo quedó en deseos de los mercados.
Esta situación se asemeja a los tiempos en que cuando cayó Lehman Brothers en 2008, el Banco Central Europeo rechazaba coordinar políticas con sus pares en el mundo (Banco Central de Japón, Banco Central de Inglaterra y la FED) hasta que la crisis le torció el brazo y obligó a colocar las tasas de interés en el mínimo histórico.
Es cierto que un euro débil es más confortable para los países de la región en lo referente a competitividad de sus exportaciones y el sector del turismo. Sin embargo, la volatilidad implícita de la moneda en la actualidad no es óptima para poder proyectar inversiones de mediano y largo plazo. El mercado espera con ansias una reacción del Banco Central Europeo en el corto plazo que lidere la salida de la crisis de la zona euro y se transforme en la principal carta institucional de la región.

En lo respectivo a los technicals, la zona 1,27 / 1,285 parece ser el soporte principal de corto plazo que debe ser respetado para evitar bajas superiores en la moneda.