El Merval durante las transiciones presidenciales

El motivo de este artículo es comparar las distintas performances del índice Merval desde la fecha en que se celebraron las elecciones presidenciales hasta el momento que el nuevo mandatario o mandataria comienza a ejercer formalmente el poder presidencial.
Obviamente se trata de un ejercicio estadístico, para poder simular una proyección de lo que está por venir para el índice Merval hasta el próximo 10 de diciembre próximo.
No quiero desconocer que cada uno de los períodos a analizar están marcados por hechos o sucesos extraordinarios que han incidido de alguna u otra manera en la evolución de las acciones argentinas. Asimismo, el paso del tiempo ha determinado que los mercados globales justamente estén más «globalizados» lo que implica una interrelación asombrosa y casi inmediata entre los inversores. Mucho tiene que ver con esto la velocidad en la que fluye la información en la actualidad.
En definitiva, sin querer alejarme del foco principal del mencionado artículo, analizaremos brevemente al comportamiento del mercado bursátil argentino durante la transición de los períodos presidenciales:
  • Segundo mandato de Menem: Durante este período las economías latinoamericanas atravesaban un delicado momento por el efecto negativo de la crisis financiera mexicana denominada «Efecto Tequila». De todas formas, la continuidad de Menem en la presidencia ilusionaba a los ciudadanos con la continuidad del modelo económico sustentado en la Convertibilidad y los inversores confiaban en que la Argentina iba a formar parte de la elite mundial. El índice Merval subió un 7,9% desde la celebración de las elecciones y la asunción de Menem para su segundo mandato.
  • Presidencia de De la Rúa: En este momento de transición, el Merval ganó un 2%. La Argentina atravesaba una delicada situación económica y se trataba de salir de la recesión. Existían temores en torno a si la Alianza iba a poder reestablecer la senda del crecimiento económico con el manejo del abultado déficit fiscal y la deuda pública. Finalmente esto no ocurrió y el desenlace es muy conocido por todos.
  • Presidencia de Néstor Kirchner: En este período la Argentina enfrentaba un grave problema de representación política y estaba muy presente la debilidad institucional. La economía comenzaba a respirar nuevamente y a recuperarse de la peor crisis económica de la historia. Incertidumbre por lo que iba a venir y cómo se iba a encarar la reestructuración de la deuda de una manera tal que sea compatible con las demandas sociales que arreciaban eran los principales cuestionamientos. El mercado accionario argentino retrocedió un 1,9% en los casi dos meses de transición.
  • Primera presidencia de Crisitna Fernández: Se preveía a cotinuidad del modelo económico aunque se prometía mayor diálogo e institucionalidad, algo que no se terminó de plasmar en la realidad. A pesar del fuerte crecimiento económico, las políticas aplicadas eran muy poco amigables con el mercado. Pese a esto, el Merval ganó un 3,5% en la transición desde que Cristina Fernández fue elegida presidenta y en el momento que comenzó a ejercer el poder.
  • Segunda presidencia de Cristina Fernández: Incertidumbre. La actividad económica mostró una pujante dinámica aunque los costos han sido elevados: alta inflación, elevada carga de subsidios públicos, manipulación de las estadísticas oficiales, atraso cambiario, etc. Todo esto representan desafíos para el próximo mandato presidencial. ¿Se encararán estas incosistencia económicas a tiempo? ¿Cómo reaccionará el Merval?
En definitiva, siempre se sostiene que los mercados financieros se adelantan a los acontecimientos económicos. Más allá de las situaciones y contextos económicos esta premisa siempre tiende a confirmarse con el paso del tiempo. Veremos que dictamina el Merval en estas próximas semanas y cómo las expectativas se van adaptando a los acontecimientos reales.

3 Comments

  1. Diego: El trabajo me parece excelente y oportuno. Me permito inferir que este interregno en el mandato de Cristina de Kirchner será mejor para el Merval que todos los anteriores. ¿Por qué? Por la aplastante mayoría obtenida, por el optimismo que se ve en los empresarios (leer coloquio de Idea)y por el deterioro que ya ha venido sufriendo el índice en el año.Un abrazo. Jorge Gatto

  2. Jorge: Me alegro recibir noticias tuyas. Coincido con tu opinión al respecto.De todas formas creo que el índice Merval depende más del contexto externo que de las cuestiones internas. Sinceramente creo que para el mercado las perspectivas de la victoria de CFK no cambia la incertidumbre a menos que se empiece a ver un cambio en la calidad de las políticas aplicadas. Un saludo.

Dejar un comentario