Los mercados ante el escenario de una nueva guerra

El proceso del avance militar contra Libia ya está en marcha. Un nuevo desafío para la estabilidad global y la seguridad del continente africano toma lugar. Mayor incertidumbre en el corto plazo parece ser lo que sobrevendrá. ¿Cómo reaccionarán los mercados ante estos episodios?.

La guerra no es una situación agradable desde ningún punto de vista (social, económico, político, etc). De todas formas, desde el punto de vista estrictamente económico y financiero, los acontecimientos de corto plazo marcarán la tendencia de los mercados financieros. Una ágil respuesta que derive en la solución del conflicto permitirá descomprimir la tensión y la incertidumbre entre los inversores, permitiendo, quizás, retomar una tendencia alcista en un escenario de mayor previsibilidad. Sin embargo, cabe la posibilidad de que el conflicto se prolongue más de lo estimado inicialmente y ello conlleve a mayor volatilidad.

El terremoto, tsunami y la contaminación nuclear en Japón (aparentemente ya más controlada) habían agregado mayor incertidumbre al escenario internacional. El conflicto en Medio Oriente ya había detonado con anterioridad, profundizándose en los últimos días.

¿Cuál será el panorama en el corto plazo?. Seguramente tendremos un mercado lateral, sin tendencia definida, a medida que van llegando las novedades en torno a los frentes de conflicto que dominan la agenda de corto plazo. De todas formas, los fundamentos de la economía global en el mediano plazo siguen mostrando una recuperación del mundo desarrollado que se acopla al crecimiento del mundo emergente. Esto permite mantener la perspectiva positiva en un horizonte superior a los seis a doce meses.