¿Qué nos dejó la temporada de balances corporativos en el Merval?

A priori, uno puede decir que los balances estuvieron alineados a las expectativas del mercado por sus ganancias, debido a la recuperación de la actividad económica en el mercado doméstico y la mayor confianza en el ciclo económico a nivel mundial. Los balances corporativos del tercer trimestre fueron positivos, aunque, quizás, se esperaba un poco más por la expectativa que mostraban las cotizaciones de las acciones en el Merval, índice que alcanzó un nivel récord histórico en pesos y que casi alcanza el nivel récord histórico en dólares (u$s 900) que se había evidenciado por el año 1992.
A nivel particular quizás las ganancias de los bancos locales fueron las que mostraron mayor crecimiento, aunque no fueron nada extraordinarias para justificar, en algunos casos, los actuales precios en el mercado local. La suba de los títulos públicos fue el principal ingreso de los bancos, aunque también mejoró la intermediación financiera. Hilando más fino, Banco Francés y Banco Santander parecen sacar una luz contra el resto, aunque en Banco Galicia todavía se percibe el rumor de una probable adquisición como la «zanahoria» para mantenerse a la expectativa en el papel.
Muy bueno fue el balance de Tenaris, y mejor las perspectivas que la compañía describe para los próximos trimestres. El precio del petróleo actual también tiende a jugarle a su favor. Por su parte, Petrobras Brasil aportó casi u$s 5.000 millones de utilidades en el 3T10. La gran incógnita en esta compañía es si finalmente los pozos hallados se convierten en petróleo comercializable. Por su parte, PESA siguió el ritmo de crecimiento de los últimos dos trimestres mientras que Socotherm continúa en terreno negativo y acumula pérdidas en nueve meses superiores a su patrimonio neto.
Entre las compañías siderúrgicas se destaca el excelente balance de Aluar. Una empresa sólida con planes de expansión y reiniciando su política de distribución de dividendos. Hay que seguirla. También fue aceptable el balance de Siderar, una de las compañías con menor P/E en el mercado. En el trimestre fue afectada por el conflicto gremial de transportistas, pero las reservas para futuros dividendos son muy atractivas.
Telecom sigue demostrando su firmeza y su gran capacidad de generar resultados operativos muy sólidos. Prácticamente sin deuda financiera, se espera la segunda cuota del dividendo en efectivo para diciembre próximo.
Por último, las compañías de agroalimentos merecen un párrafo aparte. Molinos consolidó sus fuertes ganancias en el 3T10 de la mano de precios de los commodities agrícolas históricamente altos. Ledesma es otra compañía a seguir. El azúcar y los biocombustibles estimulan cada vez más sus negocios. Cresud, a mi entender, puede ser la acción del futuro debido a la revalorización de sus campos y tambos.
En general la sensación es que las compañías que operan en Bolsa han sabido captar la fase positiva del ciclo en el mercado local, tratando de evitar la incertidumbre política que se plantea en el mediano plazo con las elecciones presidenciales de 2011. Un dato a tener en cuenta será la presión de costos, que puede impactar negativamente en los márgenes.

Dejar un comentario