Qué esperar del Merval post-PASO

Cuando el mercado argentino sufrió la NO recategorización de Mercado Emergente y continuó con su estatus de Mercado de Frontera, el golpe para el optimismo del mercado fue grande. Pero si a eso le sumamos la confirmación de la postulación a senadora nacional de Cristina Fernández de Kirchner apenas unos días después, la razón para seguir apostando a las acciones locales perdía cada vez más consistencia.

Ni que hablar cuando los primeros sondeos daban cuenta de que la ex mandataria sería la candidata más votada en la provincia de Buenos Aires.

Cuando los ánimos cambian drásticamente y se mueven de un extremo a otro, es difícil encontrar cierta racionalidad para saber si es momento de comprar, vender o mantener las acciones locales.

En el ámbito de las inversiones, existen ciertas métricas que pueden ofrecer un panorama más amplio sobre la realidad vigente y determinar si aún estamos ante una mercado alcista, que sufre una eventual toma de ganancia, si es algo mayor, que denominamos una corrección, o si hubo un cambio de tendencia de fondo, ingresando en un mercado bajista (o bear market).

De esta manera, podemos afrontar tres escenarios posibles como inversores.

  1. Si el índice o activo financiero en cuestión acumula una caída menor al 10% desde el precio máximo alcanzado en las últimas 52 semanas, entonces decimos que todavía mantiene su tendencia de fondo original (en el caso del mercado argentino sería una tendencia de fondo alcista en moneda local).
  2. Si la caída desde el máximo de 52 semanas es mayor al 10% pero inferior al 20%, entonces el activo está dentro de una zona de corrección, donde hay indefinición sobre si mantendrá la tendencia de fondo anterior o si habrá un cambio al respecto.
  3. Finalmente, cuando la baja es igual o superior al 20% desde los máximos del último año, entonces hay un cambio de la tendencia de fondo y se inicia un mercado bajista.

Con todo el pesimismo actual sobre el mercado argentino, resulta interesante evaluar bajo esta metodología en situación se encuentran las acciones que componen el índice Merval, el más relevante de Argentina.

En total, se tratan de 27 firmas.

Bajo el criterio anteriormente mencionado, observamos tanto el índice Merval como ocho de sus componentes (Aluar, Banco Macro, Cresud, Edenor, Siderar, Holcim, Telecom y TGS) se encuentran aún en tendencia alcista, con caídas inferiores al 10% desde sus máximos.

Luego, la mayor masa de empresas (15 firmas) se encuentra en zona de corrección, con bajas superiores al 10% y en un terreno indefinido de sobre si se mantendrá o cambiará la tendencia de fondo.

Finalmente, cuatro empresas están en zona de mercado bajista, con caídas superiores al 10% desde el máximo en 52 semanas: Agrometal, Central Costanera,Distribuidora Gas Cuyana y Mirgor.

A modo de síntesis, el mercado se muestra expectante, en un momento crucial donde debe definir si es momento de seguir optimista apostando a la renta variable local o hacer una fuerte rotación del portafolio esperando una profundización de la corrección.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*