Guía para entender e invertir en bonos

calculator with the word bond on the display

En este artículo, intentaré ser lo más claro y sencillo de cómo el invertir debe interpretar la inversión de un bono desde la perspectiva del riesgo asumido y el retorno que se debe esperar.

Muchos de los ahorristas que comienzan a incursionar en el mercado de capitales por primera vez siguen un denominador común: son dueños de algunos ahorros que solían invertirlos en instrumentos tradicionales, aún cuando son los menos provechosos para cuidar sus excedentes monetarios.Nos estamos refiriendo específicamente a los depósitos a plazo fijo o la adquisición de moneda extranjera (principalmente dólar estadounidense).

Cansados de no obtener rendimientos atractivos, deciden buscar más renta en la Bolsa.

La transición de dicho proceso (pasar de un instrumento de ahorro tradicional a uno de inversión) debe ser armoniosa con el fin de que el ahora inversor o inversionista sienta que existen alternativas superadoras para sus ahorros sin tomar demasiados riesgos adicionales. Es allí donde ingresa la categoría de inversiones en renta fija o vulgarmente conocida como bonos.

¿Por qué renta fija?

Los instrumentos de renta fija reciben ese nombre porque son activos cuyo flujo de pagos es conocido de antemano por el inversor, siendo el mismo fijo y predecible. Cuando un agente, sea público o privado, emite un bono para financiar distintas necesidades, fija las condiciones de emisión de dicho bono en lo que se conoce como prospecto.

Allí se encuentra toda la información acerca del instrumento, como ser el cupón de interés, su forma de pago, la moneda de emisión, el vencimiento del bono, la forma de devolución del capital (amortización), los riesgos asociados con el instrumento y las garantías vinculadas al mismo, si es que las hay.

Cuando el emisor de la deuda es una entidad pública, puede ser a nivel Nacional, Provincial o Municipal, se lo conoce como Título Público. En tanto, cuando el que emite un bono es una empresa, se lo conoce como Bono Corporativo u Obligación Negociable.

Midiendo la magnitud del riesgo

A diferencia de las acciones (renta variable), donde la fuente de ingreso para el inversor no está previamente definida ni garantizada, las inversiones en bonos sí ofrecen esta certeza. Por eso, se considera que los bonos son menos riesgosos que las acciones para la inversión en un portafolio.

Sin embargo, ¿son totalmente libre de riesgo?

La respuesta es NO.

Dentro del universo de bonos, podemos identificar a activos con distintos riesgos. Y éstos tienen que ver con la capacidad de repago de la deuda por parte del emisor. En este sentido, a cada bono se le asigna una calificación de riesgo por parte de una agencia, que señala cuán probable o improbable es que quien vende el bono pague luego sus obligaciones.

Las calificadoras de riesgo más conocidas en el mercado son Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch. Si bien las mismas nos indican la magnitud del riesgo de la inversión, en los últimos años han perdido cierta credibilidad, sobre todo luego de evitar advertir sobre los riesgos de los “bonos basura hipotecarios” que terminaron por hacer colapsar el sistema en la gran crisis económica del año 2008.

Dos claves para entender a los bonos: TIR y Duration

La Tasa Interna de Retorno (TIR) de un bono tiene que ver con cuánto el inversor podría ganar con una inversión en este instrumento si se cumplen dos supuestos: se mantiene el activo hasta el vencimiento y se reinvierten los flujos del bono a la misma tasa a lo largo del tiempo. La TIR, entonces, nos da una idea de cuánto puede rendir anualmente una inversión en bonos.

Por su parte, la Duration es una medida de riesgo e indica la sensibilidad del precio del bono ante las variaciones de la tasa de interés de referencia. El precio del bono se mueve de manera inversa a la tasa de interés: si la tasa sube, el precio del bono baja y viceversa. La duration se calcula en función de la vida útil de un bono y los flujos de fondo del mismo.

¿Cómo mido el movimiento del precio de un bono cuando cambia la tasa?

De acuerdo a la duration o vida promedio.

Si un bono tiene una vida promedio de 4 años, eso implica que por cada 1% de suba en la tasa de interés el precio del bono cae 4%, mientras que por cada 1% de caída en la tasa de interés, el precio del bono sube 4%.

De esta manera, la duration es una medida de riesgo. Los inversores más conservadores querrán invertir en bonos con duration más cortas (en años) de manera tal de evitar mucha volatilidad en el precio del instrumento, mientras que los arriesgados preferirán bono con duration más larga.

¿Qué es una curva de rendimientos?

La curva de rendimientos se construye con distintos tipos de bonos que presentan diferentes duration y TIRs. Por ejemplo, a continuación podemos ver la curva de rendimientos para los bonos soberanos de Estados Unidos:

La lógica siempre indica que a mayor vencimiento del bono, mayor tasa de interés debe pagar ya que es más impredecible la capacidad de pago en el futuro lejano. Sin embargo, cuando un país está cerca de hacer un incumplimiento de la deuda o el mercado percibe eso, es normal ver que la curva se “invierte”, siendo los bonos más cortos los de mayor rendimiento porque estarían más en riesgo a no ser pagados.

¿Cómo comprar y vender bonos?

A través de una cuenta bancaria o en la cuenta del agente de bolsa o broker, uno está en condiciones de invertir en bonos. Generalmente, los de mayor liquidez (se puede comprar y vender fácilmente) son los bonos soberanos. Por su parte, los bonos de empresas, puede no tener muchas operaciones porque la cantidad emitida es menor e incluso podrían tener cláusulas que indiquen un mínimo de inversión requerida para adquirir el activo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*