Guía: las mejores opciones de inversión tras el pago del Boden 12

Por el Cronista Comercial (con participación personal)

Tres analistas del mercado elaboraron un punteo sobre las mejores herramientas de reinversión para aquellos inversores que aún no saben qué harán con su dinero una vez que la administración de Cristina Fernández de Kirchner pague en dólares el cupón del Boden 2012.
Diego Martínez Burzaco, economista Jefe de Inversor Global, antes de iniciar su breve lista expresó sus dudas respecto a la posibilidad de que los inversores se desprendan de sus dólares «en momentos en que se enfrentan con un mercado cambiario con restricciones».
En ese sentido, precisó que como no hay demasiados instrumentos que permitan invertir en dólares directamente, las cinco opciones más interesantes podrían ser:
1. Atesoramiento (en cajas de seguridad).
2. Bonos cortos en dólares del Gobierno (los inversores reinvierten los dólares, cobran alguna renta y recuperan dólares. Esta opción conlleva cierto riesgo).
3. Obligaciones Negociables en dólares de empresas sólidas con buena calidad crediticia (ejemplo, Arcor, Arcos Dorados, Petrobras).
4. Activos del exterior (acciones, ETFs o metales como el oro).
5. Fideicomisos agrícolas (considerando una mejor campaña para el año próximo).
Otro de los que brindó su opinión sobre opciones para reinvertir lo ganado con el Boden 2012 fue Agustín Trella, portfolio manager de Puente.
Para Trella, «los bonos Bonar X y el Boden 2015 surgen como opciones para el inversor ya que presentan una relación riesgo/retorno atractiva». De todos modos, «también vemos atractivo en los bonos provinciales en dólares de mediano plazo».
El portfolio manager de Puente coincidió con Martínez Burzaco que «los bonos corporativos en dólares de empresas de primer nivel como Petrobras o Arcor también son una buena opción frente a los plazos fijos en dólares y para destinar parte del flujo». 
Por último, Sergio de Ilzarbe, asesor financiero de Invertir Online, consideró que el «inversor que se inclinó por el Boden 2012 en su momento fue para hacerse de dólares que de otro modo no podría, por ejemplo, por que los necesita para un viaje».»Quizá también fue por su perfil de riesgo poco agresivo que ingresó en los Boden 2012″, añadió. 
Por ambos motivo, lo más factible es que este tipo de inversor vuelva a moverse dentro de la curva de bonos con vencimientos 2013 o 2015. En ese sentido, De Ilzarbe opinó que el Bonar VII o Boden 2015 aparecen como las mejores opciones.

Dejar un comentario