BYMA: Esta vez puede ser realmente distinto

En 2002 comencé a trabajar en el ámbito bursátil. En 15 años, he visto bastantes picos emocionales, tanto de euforia como de depresión en el mercado argentino. Desde la primera vez que el índice Merval superó los 1.000 puntos en 2003, hasta la gran depresión que generó la crisis subprime mundial y la estatización de las AFJPs en Argentina.

Todos esos eran momentos donde las emociones dominaron al inversor, apoderándose de la racionalidad y llevando a tomar malas decisiones de corto plazo. O compraban activos cuando estaban en los máximos, sin evaluar lo que se estaba pagando, o vendieron en el peor momento de la historia apoderados por el pánico.

Cuando miramos hoy al índice Merval, observamos que se encuentra en un máximo histórico, tanto en pesos como en dólares. ¿Acaso no estamos ante un nuevo escenario de exuberancia?

Particularmente hay razones para ser optimistas y pensar que no lo es.

Algo está cambiando en la percepción sobre los activos financieros argentinos. Un Gobierno mucho más predecible en términos de inversión y seguridad jurídica ha puesto a Argentina en el centro de atención de los inversores globales.

Y esto no es algo que me lo contaron o leído, sino que lo he experimentado personalmente en los tres viajes al exterior que me tocó realizar este año. Todos los inversores e preguntaron sobre Argentina y las ganas de invertir en nuestro mercado.

Hay importantes inversores globales que apuestan al país. Y un ejemplo importante es lo que ocurrió con el debut de la acción de Bolsas & Mercados Argentinos (BYMA) esta última semana.

El martes 23/05 fue el debut simbólico de la acción en una negociación simbólica por “voceo” que hizo rememorar las viejas negociaciones de acciones entre los operadores.

La pizarra de la BCBA donde se anotaron las primeras operaciones del BYMA

La acción abrió a $ 100 y ese mismo día cerró a $ 150. Mientras escribí esta columna, ya cotizaba encima de $ 180, aunque ahora se ubica en la zona de los $ 155 / $ 160. Pero lo interesante es el gran volumen operado en la acción, mostrando el gran interés que hay por el mercado en estos días.

Comprar la acción BYMA, es apostar al desarrollo futuro del mercado de capitales. Y, si esto ocurre, será una gran noticia para el desarrollo del país, ya que no hay nación en el mundo que haya podido desarrollarse sin un mercado de capitales sólido y plural.

¿Esto implica que la bolsa seguirá subiendo permanentemente?

No. Tanto el mercado en general como la acción del BYMA en particular van a tener movimientos volátiles e incluso de corrección. Pero creo que esta vez puede ser distintos.

Por último, tenés que estar atento al 20 de junio. Y no por el día de la bandera, sino porque Argentina puede convertirse en un mercado emergente desde la categoría mercado de frontera. Sé que este tema puede ser trillado, pero ciertamente no lo es.

Si bien parte del mercado se anticipó a la noticia, muchos inversores institucionales extranjeros no pueden invertir en Mercados de Frontera por políticas de su reglamento de gestión. Recién pueden invertir en Argentina cuando lo nombren “emergente”.

Si esto ocurre, habrá más de US$ 1.000 millones potencial esperando por activos argentinos.

Esta vez puede ser distinto.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*