Tres activos para aprovechar un rebote bursátil

Nota publicada en www.igdigital.com //

Rumores y especulaciones con gran sesgo negativo es lo que prima en los mercados desde mediados de agosto. La volatilidad dio un salto, pero quizás detrás de este escenario haya oportunidades de corto plazo. Hoy le acerco tres ideas en este sentido.

Actualmente las bolsas se han vuelto más impredecibles que de costumbre. Y esto tiene mucha vinculación con la psicología del inversor.

Durante las últimas semanas los inversores se habían mostrado extremadamente escépticos con la posibilidad de que Janet Yellen subiera la tasa de interés en su reunión de Política Monetaria del 18 de septiembre. Por esta razón (más el caso China), las bolsas entraron en el modo “corrección”.

Sin embargo, la titular de la Fed no hizo movimiento alguno. Dejó sus tasas de interés inalteradas en el nivel cercano al 0%.

¿Qué pasó con los mercados?

No, no subieron. No hubo ningún tipo de festejo. Por el contrario, iniciaron un espiral bajista que continúa por estos días.

¿Pero no era que el gran temor era la suba de la tasa de interés que finalmente no ocurrió? Sí, pero la psicología cambia a una velocidad asombrosa. Y el costo del dinero ya no importaba, sino que el sesgo de  lo importante se trasladó a los temores de la economía China y su impacto en el crecimiento mundial.

Esto suele ocurrir con mucha frecuencia en los mercados. Cuando cambia el ánimo de manera generalizada, y los inversores se sienten decepcionados, las mala noticias tienen una influencia mucho mayor que las buenas, por más que éstas sean realmente importantes.

Explicar esta psicología de los inversores ocupó una parte importante de mi workshop en nuestra Conferencia de Inversiones en Colonia, Uruguay.

foto

Sin embargo, por más explicación que tratemos de encontrar, el mejor camino que podemos seguir es el de interpretar los hechos. De nada sirve decir lamentarse porque las cosas no se dieron cómo lo esperábamos.

De hecho, al momento de escribir esta columna los mercados subían con fuerza apoyados en los dichos de la propia Yellen de que subirán la tasa de interés antes de fin de año.

¿Acaso se hubiera imaginado que los inversores festejen una suba del costo del dinero?

Realmente uno puede terminar descolocado. Por eso lo invito a ver los hechos y no quedarse en lo que podría haber sido, sino en lo que es.

 

Sacar provecho de un posible rebote

Si uno busca ganancias de corto plazo en el mercado, una de las máximas para lograrlo es “seguir la tendencia”. El gran problema es cuando nos encontramos sin una bien definida.

Y fíjense lo que ha venido ocurriendo con el índice S&P 500 en las últimas semanas:

grafico

Como le mencioné anteriormente, la psicología del inversor es muy cambiante. Y hoy una suba de la tasa de interés de la Fed sería bien recibida. Esto implícitamente podría leerse como que la economía estadounidense estaría levantando vuelo y que los riesgos de desaceleración del crecimiento global estarían más contenidos.

Si esto ocurre, podríamos estar ante la presencia de un driver para quebrar el reciente movimiento lateral en el que se ha venido comportando el mercado, según muestra el gráfico.

Así, se podrían dar algunas oportunidades de corto plazo para sacar ganancias. Y la forma en poder potenciar las mismas podría ser con los ETFs apalancados.

A continuación le dejo tres ideas de inversión:

ETF SPXL: Este fondo replica la evolución del índice S&P 500, el más importante en Estados Unidos, pero multiplicando por tres esa performance. Esto quiere decir que si sube 1% el índice, el ETF en cuestión avanza un 3%. Lo mismo para la baja. Si esperamos un rebote del mercado, puede ser una apuesta que paga en forma muy redituable.

ETF FAS: Uno de los sectores que más beneficiados se ven en los períodos de suba de tasas de interés es el de servicios de los Estados Unidos. Básicamente por el hecho de que tienen la capacidad de trasladar las mayores tasas de interés a la intermediación financiera de una manera más directa sin resentir la demanda de préstamos significativamente. El FAS no solo replica al sector financiero estadounidense y sino que multiplica por tres su evolución.

ETF EDC: Este es otro fondo de los que replica uno de los sectores más castigados por la crisis actual: los mercados emergentes. Paradójica y contra intuitivamente una suba de la tasa de interés en Estados Unidos en estos momentos podría ser bien recibida por este tipo de mercados ya que le daría un voto de confianza sobre un eventual rebote de la actividad en esos países. El ETF EDC multiplica por 3 veces el índice MSCI de mercados emergentes.

Como le expliqué anteriormente, estos tres fondos que le recomendé apalancan tanto las ganancias como las pérdidas por lo que es indispensable que aplique un stop loss (que permita limitar las caídas) en el caso de que no se den los resultados esperados inicialmente.

Tengo en cuenta todos los consejos y elija el mejor momento para actuar.

A su lado en los mercados,

Diego Martínez Burzaco

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*