Gustavo Neffa – «Cómo armar una estrategia para invertir en sectores defensivos en los EE.UU.»

Cuando llega el momento de cubrirse, las alternativas que tienen los inversores son diversas. Las estrategias frente a una lateralización o baja del mercado van desde la venta de las posiciones, su cobertura con derivados a través de la compra de puts, o bien shortear directamente al mercado y posicionarse a la baja con el ánimo de ganar dinero si retroceden. Otra posibilidad es en rotar el portafolio en función de los sectores.
El S&P500 cotiza con un múltiplo precio-a-ganancias por acción de 16 veces las ganancias de los últimos 12 meses, aproximadamente su promedio histórico. Pero los inversores miran hacia delante, siempre, por lo que si se proyectan los beneficios crecientes éste se reduce a 14. Pero no todos los rubros son tan atractivos.

El índice presenta nueve subíndices en los cuales se pueden operar indirectamente a través de los siguientes ETFs:
 

ETFs de sectores de los EE.UU.: evolución al 29 de diciembre de 2010
Los ETFs sectoriales han tenido un recorrido diferente: las empresas industriales y de bienes de consumo discrecional fueron las de mejor desempeño en 2010, y las de electricidad (utilities) y salud (health care) las de menor performance.

Luego de la fuerte subida de los índices y de los sectores más volátiles a los cambios económicos, los más astutos, que tienen que seguir invertidos, toman decisiones importantes y reducen la exposición en algunos rubros y los incrementan en otros.

En la figura de más abajo encontrarán la evolución de los sectores que más se destacan a lo largo de la vida de un ciclo de mercado. Los años 2009 y 2010 fueron de libro de texto, ya que las empresas de sectores cíclicos adelantados fueron las primeras en recuperarse (consumo discrecional y tecnológicas), seguidas de las cíclicas tardías (materiales e industriales), mientras que el S&P500 tuvo un desarrollo promedio anual del 13% hasta el 29 de diciembre:
Ciclo de mercado para el S&P 500 (alza y posterior baja): sectores destacados (outperformance).
En lo que respecta a 2011, el mercado accionario podría realizar una transición de un rally de alto vuelo impulsado por sectores cíclicos adelantados y, en menor medida, por los tardíos, hacia una fase de crecimiento menos dinámica liderada por cíclicos tardíos pero, especialmente, por los contracíclicos (la parte de la derecha del gráfico).
Lo que se debería hacer, si se quiere tornar más conservador, es migrar la cartera de acciones de consumo discrecional, financieras y tecnológicas hacia empresas de salud, consumo no discrecional, utilities y telecomunicaciones
Los Hedge Funds que apuntan a estrategias de baja volatilidad están comprando papeles de compañías de consumo no discrecional y vendiendo en descubierto las de consumo discrecional. 

En momentos de elevada volatilidad, la estrategia consiste en posicionarse en empresas de alta calidad de consumo no discrecional, utilities y telecomunicaciones. Si se espera un fuerte recrudecimiento del riesgo sistémico, hay que estar preparado.
También, resta una fase de transición en la que las compañías del sector industrial deberían andar bien. Pero, antes es imperioso analizar cómo las puede afectar este nuevo tipo de cambio (dólar fuerte vs. euro débil), que debería seguir unos cuantos trimestres más.
Si se analizan las diferencias entre el índice S&P500 y el Russell 2000, se ve que el segundo tiene un mayor porcentaje (16%) de empresas de consumo discrecional, de las que ya se apreciaron bastante en la fase inicial de esta recuperación que lleva más de un año, superior a la del primero (10%). Además, cuenta con un menor porcentaje (3%) de firmas contracíclicas de consumo no discrecional que el otro (11%).
S&P 500 vs. Russel 2000: comparación de capitalización bursátil por sectores (en % del total)
De incrementarse la aversión al riesgo, se debería dar un mayor retroceso en el Russell 2000 en relación al S&P 500, que resulta más defensivo por la naturaleza de su composición.
En total, el S&P 500 posee un 29% de sectores defensivos y un 26% de sensibles a las tasas de interés, que es fundamental a tener en cuenta además cuando la autoridad monetaria vuelva a subir los tipos, algo que debería darse en 2012 en los EE.UU.
Los inversores hacen este tipo de análisis en forma continua para los distintos índices en los cuales se encuentran posicionados. Pueden replicarlos con su cartera frente a una coyuntura que lo lleve a tornarse más conservador, o bien, por el contrario, seguir convalidando nuevas subidas que justifiquen seguir posicionado en los sectores ganadores desde 2009.

Dejar un comentario